Mucha gente no sabe o se pregunta cuál es la diferencia entre mesa de chuches y mesa dulce. En este post os explico la diferencia entre ambas, el proceso de cada una y una breve explicación de la estimación de precios de ambas.

Antes de entrar en detalles de cada cual voy a escribir sobre la decoración: hay que puntualizar que tanto un tipo como otro requieren un trabajo de decoración, ya sea más o menos elaborado.

He tenido casos en los que la persona demandante de este servicio preguntaba por qué tan alto precio o directamente exigía que se pusiera más de lo acordado en consonancia con el precio. Pues bien, os explico:

Cualquier tipo de decoración conlleva un tiempo de compra de productos y materiales y la posterior preparación y montaje para que quede perfecto en el evento. Todo esto luego se verá reflejado en el precio final de la mesa como concepto ‘decoración’.

Cuando te llega la petición de un presupuesto para mesa, ya sea dulce o de chuches, lo primero que se piensa es en la decoración: qué tipo de decoración desean, colores, temática, manteles, globos… y muchas más cosas que dependen de la imaginación de cada persona. Cada cual piensa su mesa a su gusto y deseos y para conseguir la satisfacción final del cliente previamente ha habido un trabajo de organización y diseño.

Dentro de un precio estándar se suele incluir lo más básico: manteles y globos. Toda decoración extra se presupuesta aparte pues cada mesa es un mundo y para conseguir ese mundo a gusto del cliente es necesaria una disposición completa de tiempo en traslado para comprar esos productos y si no los encuentras buscar el modo de hacerlo y/o conseguirlo para satisfacer siempre al cliente. Tiempo de diseño y organización de la mesa y si lleva más extras como pueden ser photocalls o fotos personalizadas incrementará el coste por trabajo y material.

Ahora voy pasar a explicar los dos tipos de mesas diferentes:

Mesa de chuches

Una mesa de chuches consta básicamente de chucherías y gominolas. Suelen ir en brochetas o bolsitas individuales pero principalmente suelen ir en boles o platos, lo que a mi parecer es un poco antihigiénico pues todos meten la mano en el mismo plato. Lo que más se recomienda es que vayan en bolsas o brochetas pero si lo que se quiere es un precio económico entonces irán todas expuestas en un mismo plato o bol.

En este tipo de mesas se suele poner una gran variedad de gominolas y algún que otro tipo de bollería o galletas industriales. Suelen también hacer más hincapié en la decoración pues sin ella la mesa quedaría más sosa y vacía pero si lo que se busca es una mesa repleta y económica esta es la ideal. Para más exigentes dejamos las mesas dulces, que vienen a continuación.

Mesa dulce

La principal diferencia entre éstas y las de chuches es la carencia de dulces y pasteles en las últimas.

Una mesa dulce lleva una gran cantidad y variedad de pasteles y dulces, desde cupcakes a galletas. Puede incluir también ciertas chuches y gominolas. Lo que más destaca de este tipo de mesas es que suelen incluir tartas, a no ser que el cliente no la pida.

La elaboración de este tipo de mesas es mucho más complicada y elaborada por todo el trabajo que los dulces y pasteles llevan. Esta mesa no sólo será el montaje de platos repletos de chucherías y/o gominolas sino que conlleva días de preparación de toda la pastelería personalizada, ya sea en colores o nombres y frases, aparte del cuidadoso transporte y posterior montaje. Todo esto exige mucho más tiempo, delicadeza y dedicación.

Como todos los tipos de mesa puede ser del precio deseado por el cliente, teniendo en cuenta que este tipo de productos incrementa mucho más su precio por su delicadeza y tiempo de elaboración.

Algunos de los productos que puedes encontrar en una mesa dulce son: cupcakes, mini cupcakes, cakepops, macarons, galletas personalizadas, todo tipo de pasteles y por supuesto tarta. Todo esto personalizado a gusto del cliente en cuanto a cantidad, tamaño y colores se refiere.

Una mesa dulce no implica un gran gasto pues todo va a depender de los productos y cantidades elegidas. Puedes tener una mesa dulce pequeña, con lo más básico, tarta y dos productos más, para pequeños eventos como cumpleaños o bautizos, por unos 60-70€. Todo producto extra incrementará el precio.

Por todo ello en Pastelería Cupcakeland tenemos el servicio de catálogo online para que tú mismo escojas los productos y montes tu mesa dulce a tu gusto y presupuesto. Teniendo siempre en cuenta que la decoración simple va incluída en el montaje y toda decoración extra se contará aparte.

Aparte de todo esto siempre se pueden contratar servicios extra como máquina de palomitas, algodón de azúcar y fuente de chocolate.

Espero que este post os haya sido de utilidad para aclarar dudas ante qué poner en vuestro evento. Para cualquier duda no dudes en llamarnos o preguntarnos directamente en la tienda.